0

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 Replica de India

Jean-Jacques Blancpain 38mm Réplica fundó Blancpain en 1973, creando su primer taller en el piso superior de su casa en Villeret, en el actual Jura Bernés. En 1815, su bisnieto Frédéric-Louis modernizó los métodos de producción y transformó el tradicional taller artesanal en una empresa industrial capaz de producir en serie los relojes Blancpain.El año 1932 vio el fin de la gestión familiar de la empresa a la muerte de Frédéric-Emile Blancpain. Al año siguiente, los dos miembros del personal que habían estado más cerca de Frédéric-Emile, Betty Fiechter y André Léal, compraron el negocio, pasándose a llamar “Rayville S.A., succ. De Blancpain”. Entre los relojes Blancpain más exitosos figura el Fifty Fathoms, lanzado en 1953 y que se fabricaba a la medida de los submarinistas del ejército francés.Después de integrarse a finales de los 50 en la Société suisse pour l’industrie horlogère (SSIH), futuro grupo Swatch, la firma fue comprada en 1983 por Jacques Piguet, hijo de Frédéric Piguet y director de la compañía de ese nombre, y Jean-Claude Biver, entonces empleado por el SSIH. La empresa se instaló en Le Brassus y desde entonces se comercializó bajo el nombre de Blancpain SA. En 21010 se fusiona con Frédéric Piguet. Marc Hayek, el nieto del fundador y presidente del Swatch Group, Nicolas Hayek, es el CEO de la compañía desde 2002.Desde 1735 Blancpain crea relojes mecánicos de referencia. Al mismo tiempo que actúa como adalid de la tradición relojera, busca sorprender a través del espíritu innovador y el gusto por la provocación. El respeto de la propia tradición relojera no supone un freno a la hora de innovar, sino al contrario: el pasado de la Manufactura de Le Brassus es una fuente inagotable de ideas.

Fiel a su cita anual con el día de los enamorados, Blancpain Homage Réplica nos presenta su particular homenaje a San Valentín con el Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016, una edición especial del reloj creado por la firma de Le Brassus en 1956 y que actualmente es el modelo emblemático de la colección Women. Como suele ser habitual, este Ladybird elige como base una de sus referencias estandarizadas a la que se le aplican ciertos cambios estéticos que le confieren ese carácter único que toda edición especial requiere.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016

Indudablemente femenino, su pequeña y delicada caja de 21,50 mm en oro blanca incluye un bisel engastado con 32 diamantes, y luce un reducido grosor de 8,23 mm que lo hace acreedor del apelativo de ultra-plano. Para esta ocasión, Blancpain adopta una esfera nacarada con cuatro diamantes en las posiciones horarias cardinales, que enmarcan un corazón central que luce un engastado de diamantes y rubíes en su parte superior, y en cuyo centro se sitúa el eje de las dos manecillas esqueletadas de las horas y los minutos.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 crop esfera

Su estética amorosa se completa por un ornamento de oro blanco en forma de un corazón de rubí atravesado con una saeta con un diamante en su punta, que se une al reloj en la entre-asa a la altura de las 6 horas. Lanzados el año pasado específicamente para los Ladybird, los charms de Blancpain han sido creados especialmente para el Ladybird, y se pueden ubicar fácilmente a la altura de las 12 o de las 6 horas, según el deseo de su feliz propietaria. Podéis llamarme puntilloso, pero el hecho de que una parte del reloj vaya suelta me pone nervioso. Y no es por el movimiento en sí, sino por la certeza de que el constante golpeteo metal contra metal, o incluso peor aún, de un material excepcionalmente duro como el diamante o el rubí, pueda dañar el blando oro blanco de la caja y las asas.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 crop charm

Estamos habituados a que la inmensa mayoría de relojes destinados a la mujer implementan calibres de cuarzo, pero por suerte, la política de Blancpain va en sentido contrario, recurriendo a movimientos mecánicos para dar vida a todos sus guardatiempos. En el caso del Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016, el elegido es el calibre automático 6150. Este movimiento es, con sus 15,70 mm de diámetro, uno de los más pequeños del mundo, y está equipado con una espiral de silicio y disfruta de una reserva de marcha de 40 horas.

Bajo la referencia 0063F-1954-63A, esta edición limitada a 99 ejemplares se entrega con una correa blanca de piel de becerro.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 trasera

.

relojesbarato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *